Actividades al aire libre que calmarán tu ansiedad

Con las siguientes actividades lograrás despejar tu mente y calmar esa ansiedad. Toca la imagen, descúbrelas y anótalas para ponerlas en práctica.

1.- Correr

Sumamente recomendada por los especialistas, correr es una actividad que no escatima en beneficios tanto a nivel físico como psicológico. Aquí algunos motivos que terminarán de convencerte de calzarte las zapatillas y salir a correr: Las personas que corren suelen sufrir menos estrés y ansiedad. Incluso por medio de esta actividad logran despejar las preocupaciones de su mente, así como pensar y concentrarse de mejor manera.

Cuando se está llevado a cabo esta actividad el organismo libera una mayor cantidad de endorfinas, una sustancia fundamental para tener un mejor humor, sentirnos más felices y lograr un estado de bienestar generalizado. Perder peso, mejorar la musculatura, completar la distancia que te habías propuesto e incluso completar una maratón, hará que tu confianza aumente notoriamente, y por este mismo camino lo hará tu autoestima.

Correr puede ser notoriamente tranquilizante. Razón por la que muchas veces se recomienda para personas que están tratando algún tipo de adicción. Esta actividad obliga a la mente a mantenerse enfocada en ese preciso momento, lo que sin duda será de gran ayuda para mejorar los niveles de concentración y atención.

Correr reduce el cansancio mental, mejora la memoria e incrementa la resistencia emocional. Todos estos elementos son fundamentales a la hora de enfrentar y resolver problemas. Para cumplir con esta actividad es necesario involucrar tanto la mente como el cuerpo, por lo que es de suma utilidad para lograr una mejor coordinación entre el cuerpo y la mente.

2.- Natación

Esta actividad altamente recomendada para tratar problemas de columna y postura, no sólo puede ser notoriamente divertida, sino también brindar un amplio listado de beneficios a quien la práctica. Aquí algunos de ellos: La alta densidad del agua, junto con la necesidad de estar constantemente en movimiento para mantenerse a flote, hacen que nadar sea un excelente ejercicio tanto de cardio como de fuerza.

El bajo impacto que tiene nadar sobre los músculos, convierte a este deporte en uno de los mejores ejercicios para tratar distintos tipos de lesiones. El permanecer varios segundos debajo del agua obliga a hacer un uso más eficiente del oxígeno, lo que resulta sumamente positivo para los pulmones. Además, es ideal para reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

La sensación que sentimos cuando nadamos es de gran utilidad para reducir los niveles de estrés y ansiedad, despejar la mente y lograr una sensación de calma. Además, puede ser una actividad sumamente entretenida y recreativa. La natación es un ejercicio sumamente completo, a través del que es posible trabajar los distintos grupos de músculos que conforman el cuerpo.

Nadar es uno de los pocos deportes que luego de realizado ofrece una sensación de energía recargada. Por esta razón muchos especialistas recomiendan realizar esta actividad durante horas de la mañana.

3.- Yoga

Cada vez más practicado en todo el mundo, el yoga es una actividad que ofrece innumerables beneficios tanto para nuestro cuerpo y nuestra mente como para nuestra respiración. Mira todo lo que lograrás practicando yoga al aire libre: Los ejercicios propios de esta actividad resultan útiles para tonificar cada parte del cuerpo, así como también para incrementar la resistencia, la elongación y la flexibilidad de nuestro cuerpo.

El yoga mejora la postura, el funcionamiento glandular, la circulación sanguínea. Además, permite alcanzar un estado de equilibrio entre cuerpo y mente que incentiva la relajación y la calma. De mano del yoga es posible lograr un mejor nivel de concentración, atención y equilibrio emocional. Asimismo, supone importantes beneficios para la memoria.

Es una propuesta ideal para reducir los efectos del estrés y la ansiedad, hacer frente a la depresión, tranquilizar la mente, promover el autoconocimiento y alcanzar un estado de paz generalizado.

4.- Ciclismo

Son varios los estudios que han demostrado que un paseo en bicicleta puede resultar mucho más efectivo que cualquier medicamento a la hora de tratar el estrés y la ansiedad. El por qué lo podrás deducir tú mismo luego de leer los beneficios que trae consigo practicar ciclismo al aire libre.

Pedalear durante al menos una hora obliga al organismo a incrementar la liberación de endorfinas, una sustancia que, como explicamos anteriormente, tiene mucho que ver con la felicidad y el buen estado de ánimo. Andar de forma frecuente en bicicleta es uno de los mejores ejercicios para mejorar la capacidad cardiorrespiratoria, aumentar el flujo sanguíneo y la cantidad de oxígeno que llega al cerebro. Estos dos últimos elementos son determinantes en la prevención del Alzheimer.

El ciclismo obliga a regular la respiración, así como también a inhalar y exhalar de forma más profunda. Este punto resulta fundamental para prevenir y reducir los niveles de estrés. Un paseo en bicicleta alivia la presión sobre el sistema nervioso central, ayuda dormir mejor y nos obliga a socializar; todos aspectos importantes para eliminar el estrés y la ansiedad.

5.- Caminar

Aunque es una actividad que realizamos prácticamente todos los días, muchos ignoran la cantidad de beneficios que caminar puede traer para nuestra salud tanto física como psicológica. Caminar con frecuencia es clave para controlar la presión arterial, reducir los niveles de colesterol malo y disminuir los riesgos de padecer enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Además de las enfermedades cardíacas, esta actividad reduce el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, asma, así como también algunos tipos de cáncer. Caminar al menos tres veces por semana a ritmo rápido es una excelente técnica para quienes necesitan perder peso. Al mismo tiempo es una excelente forma de tonificar los distintos músculos del cuerpo.

Varias investigaciones han constatado que caminar tiene un efecto protector sobre la función del cerebro y reducir el riesgo de demencia hasta en un 40%. Este ejercicio juega un rol determinante a la hora de mejorar el estado de ánimo, reducir los niveles de estrés y ansiedad, eliminar los sentimientos de soledad y aislamiento, etc.