Como ayuda el positivismo a la hora de bajar esos “kilos de más”

Si tú eres una persona con mucho positivismo, que amas tu cuerpo, reconoces tus defectos y virtudes… te aseguramos que lograrás ese cambio que lo deseas.

¿Te gusta lo que ves cuando te miras en el espejo? ¿O evitas por completo verte en el espejo? Muchas de nosotras no estamos contentas con nuestro cuerpo. Pero torturarte por tu apariencia solo dificulta tu capacidad para verte y sentirte mejor. Además, se necesita un poco de práctica, pero aprender a amar tu cuerpo puede marcar la diferencia en tu camino hacia el éxito.

Aprende a amar tu cuerpo antes de iniciarte en una vida saludable. Todas sabemos que es difícil decir que “amamos nuestro cuerpo”, sin embargo estoy contenta con él. Me gusta lo que veo, a pesar de que todavía puedo mejorarlo. Pero esto es cierto! una vez que comiences a aceptar tu cuerpo, descubrirás que el cambio se da con más facilidad. Tienes que tomar decisiones sobre cómo vas a gastar tu tiempo y energía, y cuando lo hagas verás que esta es definitivamente una mejor manera de vivir.

3 pasos para lograr ser positiva

1.- Aceptación

La aceptación es la plataforma del cambio. Una vez que te aceptes a ti mismo y a tu cuerpo de la forma que eres ahora, podrás tomar decisiones más positivas y conscientes. Además tendrás mejor capacidad para establecer metas y estar lo suficientemente motivada para alcanzarlas.

2.- Visualízate

Visualízate a ti misma de la forma que te gustaría ser. Repítete lo bien que te ves ahora, pero emociónate buscando cómo verte aún mejor. Con esa imagen mental y el refuerzo positivo, verte y sentirte mejor será mucho más sencillo.

3.- Usa tu imaginación

Imagínate que estás hablando con tu mejor amiga cuando te ves en el espejo. ¿Le dirías lo gorda que se ve? ¿Le comentarías que sus muslos te dan asco o que su estómago es grotesco? Entonces, ¿por qué te haces daño tu sola de esa manera?